miércoles, 22 de febrero de 2012

El Derecho procesal, hoy



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
El Derecho procesal está experimentando un notable auge en todo el mundo, como puede apreciarse por el gran número de juristas dedicados a su estudio, así como por las publicaciones especializadas en dicha materia.

No obstante, se percibe, al igual que sucede en otros ámbitos de la cultura e, incluso, del Derecho en general, una gran diferencia por zonas geográficas, al mismo tiempo que se constata un avance del ordenamiento procesal de algunos países en detrimento del correspondiente a otros. Respecto a lo primero, Europa continental y el mundo sajón detentan una posición de claro protagonismo, lo que se comprueba en la redacción de los nuevos textos internacionales, en la producción científica de obras, en la organización de eventos de estudios, en la existencia de organismos científicos, etcétera. Ellos explica el segundo aspecto apuntado, esto es, la actual situación de estancamiento, cuando no de retroceso, de los ordenamientos procesales correspondientes a otros muchos países, como los árabes, los asiáticos y los africanos. Grandes masas de población, de relevante presencia en la historia de la humanidad (por ejemplo, Oriente, Europa del Este, mundo árabe), ocupan hoy día un lugar secundario en el concierto mundial de nuestra disciplina, no conveniente desde una perspectiva integradora y universal.

Además, en los últimos años, se observan indicios de retroceso en los ordenamientos procesales de los países del sistema continental europeo frente al avance del de influencia sajona. Esto se puede afirmar también en otras áreas geográficas en las que históricamente ha estado presente la cultura de los primeros (los casos de África e Iberoamérica son paradigmáticos). También se percibe dicho fenómeno en las normas previstas para la organización y el funcionamiento de los órganos jurisdiccionales internacionales (por ejemplo, en el Tribunal para el castigo de los crímenes internacionales perpetrados en la antigua Yugoslavia, o en el de Ruanda e incluso, en el Tribunal Penal Internacional). Lo afirmado se manifiesta en aspectos meramente formales (denominación de tribunales, vestimenta, colocación física durante las audiencias, etcétera) y en la incorporación de instituciones singulares (negociación, conformidad, arbitraje, jurado puro...) en el seno de la justicia civil y de la penal. A todo ello, en cierta medida, tampoco es ajeno el ordenamiento procesal español.

En cuanto a organismos dedicados al estudio del Derecho procesal, entre otros, mencionemos: el Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal y la Internacional Association of Procedural Law, además de un elevado número de asociaciones nacionales.

Por lo que respecta a España, en la actualidad también es elevado el número de juristas consagrados al estudio del Derecho procesal, concentrándose los principales núcleos en la universidad, la magistratura, la fiscalía, el secretariado judicial y la abogacía. En este sentido, no faltan los estudiosos de otras disciplinas jurídicas, a veces casi invadiendo el ámbito tradicionalmente reservado a los procesalistas; nos encontramos ante un enriquecimiento plausible, siempre que no repercuta en el diseño y en la organización de los planes de enseñanza en el futuro, con aspiraciones que puedan afectar a la integridad del Derecho procesal; tampoco debe omitirse que este fenómeno se produce de forma pareja al lamentable abandono de algunas parcelas por parte de lo propios procesalistas, que, en general, centran sus estudios, casi en exclusividad, en el proceso civil y el penal.

En nuestro país, la producción anual de publicaciones sobre Derecho procesal es notable, incrementada en los últimos años por las numerosas reformas legislativas. En este sentido, abundan los trabajos monográficos y los comentarios a los textos legales. También existen recopilaciones bibliográficas especializadas, de suma utilidad. A modo de selección, mencionaremos las publicaciones de carácter periódico, como La Ley, Revista Iberoamericana de Derecho Procesal, Justicia, Revista del Poder Judicial, Revista del Ministerio Fiscal, Procedimiento Laboral, Revista Vasca de Derecho Procesal y Arbitraje, Revista de Derecho y Proceso Penal, Procuradores y Anuario de Justicia de Menores, amén de las de carácter informático que comienzan a aparecer, como la Revista General de Derecho Procesal, de Iustel. Lamentablemente, a veces se produce el cambio de denominación, cuando no el término de su aparición pública.

También la jurisprudencia goza de gran predicamento, especialmente la emanada del TC y del TS, sin descartar, lógicamente, la de los órganos judiciales inferiores. Al respecto, amén de la oficial Colección Legislativa, existen conocidas recopilaciones al uso, en la actualidad de fácil acceso por vía informática.

Fuente:
Introducción al Derecho procesal, José Martín Ostos.
Páginas 13-14.