martes, 20 de noviembre de 2012

Tribunal de Jurado: regulación, composición y competencias



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La Constitución española establece que "los ciudadanos podrán... participar en la Administración de Justicia mediante la institución del Jurado, en la forma y con respecto a aquellos procesos penales que la ley determine..." (artículo 125). Ya la disposición adicional primera de la Ley Orgánica del Poder Judicial, en 1985, dispuso que, en el plazo de un año, el Gobierno remitiría a las Cortes Generales un Proyecto de Ley del Jurado. Sin embargo, hasta 1995 no se aprobó la Ley Orgánica 5/95, de 22 de mayo (BOE de 23), del Tribunal del Jurado, modificada por Ley Orgánica 8/1995, de 16 de noviembre (BOE de 17), antes de su entrada en vigor.

Tribunal del Jurado

- En España, la institución del jurado ha sufrido una serie de peripecias legislativas


Se instauró en 1820, para los delitos de imprenta, desapareciendo más tarde; volvió en 1872 en la Primera República; tras otra desaparición, alcanzó su momento álgido con la Ley del Jurado de 1888, hasta su suspensión en 1923; se restableció en 1931, durante la Segunda República, volviéndose a suspender en 1936 (solamente en la llamada zona nacional, pues en la denominada zona republicana se transformaron en los trágicos Tribunales Populares), y, finalmente, surgiendo de nuevo en 1995.

En general, los momentos de establecimiento del mismo han coincidido con los períodos políticos más liberales, y, por el contrario, su supresión con los más conservadores. Sin embargo, a pesar de esta afirmación, ya durante la Segunda República se inició en nuestro país un movimiento doctrinal a favor de su evolución hacia el escabinado o escabinato (por influencia alemana, Schöffengericht, un tribunal colegiado, con una sola sección en la que participan conjuntamente, en distintas proporciones, jueces legos con jueces de carrera), al igual que acontecía en nuestro entorno geográfico y cultural, tendencia que a lo largo de la segunda mitad del siglo veinte encontró amplio respaldo en la doctrina y en la legislación de numerosos países europeos (por ejemplo, Alemania, Francia, Italia, Portugal...), y a la que en la actualidad no es ajena mayoritariamente la doctrina procesalista española, hasta el punto de que hoy día para ésta no resulta acertado identificar el jurado puro, en su versión sajona u original, en franco retroceso (compuesto por dos Secciones separadas, la de Hechos y la de Derecho), con las posiciones doctrinales más progresistas; incluso en algunos países de tradición juradista conforme al modelo clásico existen sectores doctrinales que abogan por su necesaria evolución. El cambio apuntado hacia un jurado revolucionario ha modificado bastante el planteamiento inicial en torno a esta institución, que sin duda en su momento representó una innovación de primer orden en el marco de la Administración de Justicia, aunque sin olvidar, como acertadamente afirma Gimeno Sendra, que, además de liberal, fue burgués (excluía del oficio de jurado a "los pobres de solemnidad") y machista (también estaban excluidas las mujeres), por lo que se le llegó a tildar de "galante y propietario".

- El Tribunal de Jurado recogido en nuestro ordenamiento jurídico


En la actualidad, en nuestro ordenamiento se recoge un jurado singular, en cuanto que, aunque el veredicto es acordado por la llamada Sección de Hechos, o Jurado (compuesta por los jurados legos), y la sentencia es dictada por el Presidente del Tribunal, la denominada antaño Sección de Derecho (magistrado profesional), el primero ha de ser motivado, lo que genera muchos problemas en la práctica, con la consiguiente anulación del veredicto por un tribunal superior, que significativamente no está compuesto al modo de la primera instancia, sino solamente por magistrados de carrera.


+ Composición del Tribunal de Jurado


Nuestro Tribunal de Jurado se compone de nueve jurados titulares y dos suplentes, todos ellos legos en Derecho y escogidos mediante sorteo, presididos por un Magistrado-Presidente. El Tribunal se puede constituir a nivel de Audiencia Provincial, de Tribunal Superior de Justicia y de Tribunal Supremo.

+ Competencias del Tribunal de Jurado


Tiene competencia solamente en materia penal, estableciéndose en el artículo 1 de la Ley del Tribunal del Jurado los delitos de los que conoce (no hay un criterio científico para su selección, sino un listado inicial, con pretensiones de amplitud si la institución produce en su aplicación práctica un resultado positivo). A modo de información, téngase en cuenta que, en la circunscripción territorial de una Audiencia Provincial en la que se sustancien y resuelvan varios miles de causas penales por delito a lo largo de un año judicial, el número de asuntos sometidos al enjuiciamiento por jurado difícilmente supera, en ocasiones, la media docena.

----------

- Organización judicial: otros artículos de Derecho Procesal


+ Audiencia Provincial

+ Tribunal de Marca Comunitaria

+ Tribunal Superior de Justicia

+ Tribunal Supremo

+ Audiencia Nacional

----------

Fuente:
Introducción al Derecho Procesal, José Martín Ostos. Páginas 127 - 129.