viernes, 21 de junio de 2013

Magistrados suplentes y Jueces sustitutos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ejercen funciones jurisdiccionales sin pertenecer a la Carrera Judicial, sin carácter de profesionalidad y con inamovilidad temporal. Actuarán como miembros de la Sala o del Juzgado correspondiente con los mismos derechos y deberes que sus titulares.

El Reglamento 1/1995, de la Carrera Judicial, aprobado por Acuerdo del Consejo General del Poder Judicial de 7 de junio de 1995 establece que corresponde a las Salas de Gobierno del Tribunal Supremo, Audiencia Nacional y Tribunales Superiores de Justicia la determinación del número de plazas de Magistrado suplente y de Juez sustituyo que consideren de necesaria provisión para cada órgano y año judicial.

Los nombramientos se harán para el año judicial a que se refiere la convocatoria. En ningún caso, ni aun cuando sea reiterado en anualidades sucesivas, el nombramiento como Magistrado suplente o Juez sustituto implicará derecho o mérito judicial preferente para el ingreso en la Carrera Judicial.

Los Magistrados suplentes tomarán posesión ante la respectiva Sala de Gobierno. Los Jueces sustitutos tomarán posesión en el Juzgado para el que hubieran sido nombrados (tratándose de localidades con más de un Juzgado, tomarán posesión en el Juzgado Decano).

El llamamiento de los Magistrados suplentes tendrá lugar en los casos en que por circunstancias imprevistas y excepcionales no puedan constituirse las Salas o Secciones de los Tribunales. El llamamiento de los Jueces sustitutos tendrá lugar en los supuestos en que no sea posible la sustitución ordinaria entre titulares (existencia de un único Juzgado en la localidad, numerosas vacantes existentes, ausencia prolongada del titular por causa de licencia por enfermedad o por maternidad, etcétera).

El Consejo General del Poder Judicial podrá acordar, a propuesta motivada de la Sala de Gobierno correspondiente, la adscripción de Magistrados suplentes o de Jueces sustitutos a un determinado Tribunal o Juzgado, como medida de apoyo o refuerzo, cuando el excepcional retraso o la acumulación de asuntos en los mismos no puedan ser corregidos mediante el reforzamiento de la plantilla de Secretaría o la exención temporal de reparto.

En general, se les exige que reúnan los requisitos para el ingreso en la Carrera Judicial. Se valoran los méritos siguientes: tener el título de Doctor en Derecho, haber ejercido funciones judiciales, de Secretarios Judiciales o de sustitución en la Carrera Fiscal con aptitud demostrada u otras profesiones jurídicas, haber aprobado oposiciones para el desempeño de puestos de trabajo en cualquier Administración Pública en las que se exija la licenciatura en Derecho, acreditar docencia universitaria de disciplina jurídica, tener mejor expediente académico y poseer conocimiento del Derecho o de la lengua propia de una Comunidad Autónoma que los tenga.

Podrán cubrirse en régimen de provisión temporal las vacantes de jueces que resulten desiertas en los concursos, hasta que no sean cubiertas por los procedimientos ordinarios. Cuando se autorice este régimen de provisión, la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia anunciará concurso de todas las vacantes a cubrir por este medio dentro de la Comunidad Autónoma, en el que sólo podrán tomar parte aquellos licenciados en Derecho que lo soliciten y que reúnan los requisitos exigidos para el ingreso en la Carrera Judicial.

Fuente:
Introducción al Derecho Procesal, José Martín Ostos, páginas 195-196.