sábado, 28 de febrero de 2015

Principios propios del proceso civil



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El proceso civil tiene unos principios propios: el principio dispositivo, el principio de aportación de parte y el principio de la demanda.

Proceso civil y derecho procesal

- Principio dispositivo


El Derecho civil regula relaciones privadas. Su fin jurídico es defender un interés privado. Las partes son las que demandan. Son las dueñas del proceso y también pueden poner fin. El actor puede poner fin renunciando a la acción. Si renuncia la pierde para siempre. Sin embargo, si desiste, no la cierra para siempre, puede volver a ejercerla en un futuro.

También está el “allanamiento” en el que la parte demandada reconoce parte o total, las pretensiones del actor. En las materias de ius cogens, en las que hay un interés público tutelable, se estructuran en base al principio inquisitivo. En estos no solo interviene el Ministerio Fiscal defendiendo los intereses públicos, sino que las partes no pueden llevar a cabo aquellos actos que impliquen disposición del derecho cuya tutela se pretende, no caben instituciones como las de renuncia, allanamiento, etc.

- Principio de aportación de parte


Las partes deben aportar las pruebas y hechos es lo que se llama justicia rogada. El juez sólo se limitará en que el proceso sea legal y dictar sentencia. La Ley de Enjuiciamiento Civil le permite que para que dicte mejor sentencia pueda dictar diligencias para que se hagan pruebas.

Sólo cuando acabe el procedimiento probatorio, si el piensa que no está claro, puede hacerlo. El juez lo que no puede en ningún momento es aportar hechos.

- Principio de la demanda


Supone que un proceso civil, sólo puede iniciarse con una demanda. Deber ser interpuesta por la parte, no de oficio. Lo que quiere decir, es que los órganos jurisdiccionales no pueden iniciar procesos de oficio, es decir, por su voluntad; sólo tramitarán aquellos procesos que sean pedidos o instados por las partes legítimas.