viernes, 10 de julio de 2015

La competencia objetiva



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La competencia objetiva determina el órgano que debe conocer de un asunto en primera instancia, es decir, por primera vez.

Competencia objetiva y Derecho procesal

- Competencia objetiva: tres criterios


Hay tres criterios que utiliza el legislador para atribuir este conocimiento en primer término de un asunto.

+ Por la persona del demandado


La calidad de las personas que ocupa la posición pasiva en el proceso civil no atribuye competencia, pero si, cuando el objeto del proceso es la exigencia de responsabilidad civil por hechos realizados en el ejercicio de sus funciones por magistrados del Tribunal Supremo o aforados por ejemplo.

Es decir, en función de quien sea el demandado, será un enjuiciamiento u otro.

Por ejemplo, las personas aforadas, estas cuando se les exige responsabilidad civil por el ejercicio de sus funciones o profesión, es porque han causado un daño civil, por lo que estos tienen tribunales especiales por razón de su aforamiento.

Si son magistrados o jueces de ámbito nacional, los juzgará el Tribunal Supremo. Sin embargo, si son magistrados y demás, de las Comunidad Autónoma, será el Tribunal Superior de Justicia. Es así, puesto que los que le juzgan son 3 magistrados, porque se entienden que tienen más experiencia en la carrera judicial.

Hay que decir, que estos sólo tienen una instancia, es decir, en España por regla general, nos encontramos con dos instancias con la posibilidad de recurrir, sin embargo, estos aforados no las tienen.

+ Por materia o naturaleza de la pretensión


Tradicionalmente ha sido uno de los criterios fundamentales para la determinación de la competencia objetiva.

Con carácter general, el conocimiento de todos los procesos civiles se les atribuye a los juzgados de primera instancia, de todos aquellos que por disposición legal expresa no se hallen atribuidos a otros tribunales.

Con excepción, están los tribunales especializados, que pueden decir, por ejemplo que en materia de familia sólo conocerá el juzgado número 7, por lo que solo van a conocer ellos, si les llega una demanda sobre esa materia a otro tribunal, tendrá que decir, que no le corresponde. Es decir, se le puede atribuir con carácter exclusivo el conocimiento de determinada clase de asuntos o de las ejecuciones de alguno de estos juzgados. Este carácter exclusivo supone que en la población donde existan juzgados civiles especializados, solamente de los pueden conocer de los asuntos que aquellos, debiendo inhibirse a favor de los demás tribunales competentes, cuando el proceso verse sobre materias diferentes.

+ Por la cuantía


La cuantía de la pretensión permite distribuir los litigios entre el juicio ordinario y verbal, pero también podemos diferenciarlos entre los Juzgados de Paz y de Primera Instancia.

Juzgados de Paz: solo conocer los asunto de menos de 90 euros, todos los demás primera instancia.

Juzgados de Primera Instancia: conoce de todos los asuntos, menos los de materias especiales.

Hay que decir, que las normas que regulan la competencia objetiva son normas imperativas. De ius cogens. El juez debe de examinar de oficio si él es el juez competente para enjuiciarlo.

- Falta de competencia objetiva: la declinatoria


Las partes puede también denunciar la falta de competencia objetiva a través de la declinatoria. Dicha denuncia de las partes pueden ser:

+ Por falta de competencia objetiva (p. ej. demanda de separación ante el juez de paz)


Se da cuando se presente una demanda a un órgano que no tiene competencia para conocer el asunto. Ya puede ser por persona, materia o cuantía.

+ Por la cuantía de la demanda


El juez de oficio lo debe de analizar, pero si no, por declinatoria.

+ Por la inadecuación del procedimiento


Puede pasar, tanto por la cuantía o materia, que puede darse lugar que ninguna de las dos partes se pongan de acuerdo si es un juicio ordinario o verbal, o si la demanda debe de ser de 70 euros o de 100.

Por ejemplo, si en el Juzgado de Primera Instancia, está conociendo de una separación y durante el proceso, se produce un acto de violencia, lo tendrá que poner en conocimiento al Juzgado de Violencia sobre la Mujer. Si este, presentado, no le dice que se inhiba, seguirá hasta que el juzgado no se lo pida. Seguirá conociendo del asunto de separación.