miércoles, 4 de noviembre de 2015

Proceso penal (IV): objeto del proceso penal



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Es inmutable e indisponible: la pretensión penal, como objeto del proceso, delimita los poderes del Juez o Tribunal en orden a la conformación de la sentencia, ya que el órgano judicial no puede modificar el objeto del proceso. Tampoco las partes, una vez deducidas sus respectivas acusaciones y formuladas la pretensión, podrán alterar el objeto procesal introduciendo variaciones esenciales al mismo. Así, la pretensión penal puede ser definida como la petición de una consecuencia jurídica (pena o medida de seguridad) dirigida al órgano jurisdiccional frente a una persona, fundamentada en unos hechos que se afirman coincidentes con el supuesto de hecho de una norma jurídica. Por tanto, forman parte de la pretensión penal: los hechos, la pena y la calificación jurídica.

Proceso penal y Derecho procesal

- Elementos esenciales del proceso penal


Dos son los elementos esenciales del proceso penal, delimitados por la acusación:

. Hecho criminal imputado: un hecho siempre es una pluralidad de hechos menores. El hecho tiene que ser relevante desde un punto de vista jurídico-penal. Han de tenerse en cuenta dos elementos del hecho: la actividad típica o acción realizada y el resultado ocurrido o bien jurídico protegido por el delito.

. Persona imputada/acusada.

- Indisponibilidad del objeto del proceso penal


El objeto del proceso penal nunca puede ser dispositivo. El Ministerio Fiscal, como órgano público de acusación, ante la sospecha de la comisión de un ilícito penal, debe iniciar el procedimiento y, en su momento, acusar si fuese procedente. Si no existe acusación, el hecho no podrá ser juzgado.

- Singularidad del objeto del proceso penal


Se trata de un hecho singular, plenamente identificado e imputado a una persona. Existirán tantas pretensiones y objetos del proceso domo inculpados haya. Para un jurista, a fin de determinar la unidad de un hecho, éste será aquel que venga establecido en el Código Penal y, por tanto, tenga relevancia jurídica.

- Indivisibilidad del objeto del proceso penal


El órgano judicial está obligado a agotar el objeto del proceso hasta su total esclarecimiento. La sentencia ha de resolver sobre la totalidad e integridad del objeto del proceso, siempre que no se produzca una acusación de oficio por el hecho de modificar la pretensión. A esto se le conoce como la correlación de la sentencia con el hecho criminal y la acusación (interesante, para quien saber más al respecto, lo que se comenta en la Sentencia del Tribunal Constitucional 205/2009, de 23 de noviembre).

- El artículo 54 del Convenio de Aplicación del Acuerdo de Schengen


Recoge la aplicación del principio non bis in ídem al proceso penal. “Una persona que haya sido juzgada en sentencia firme por una Parte contratante no podrá ser perseguida por los mismos hechos por otra Parte contratante, siempre que, en caso de condena, se haya ejecutado la sanción, se esté ejecutando o no pueda ejecutarse ya según la legislación de la Parte contratante donde haya tenido lugar la condena”.

----------


- Proceso penal: otros artículos en nuestro blog de Derecho procesal


+ Proceso penal (I): partes en el proceso penal

+ Proceso penal (II): el actor civil

+ Proceso penal (III): efectos de la ausencia del acusado

+ Proceso penal (V): las cuestiones prejudiciales en el proceso penal

+ Proceso penal (VI): derechos del imputado

+ Proceso penal (VII): el responsable civil

+ Proceso penal (VIII): el sistema procesal penal, concepto introductorio

+ Proceso penal (IX): el Ministerio Fiscal (acusador público)

+ Proceso penal (X): el acusador particular

+ Proceso penal (XI): parte acusada

----------

Por Alberto Freire Bolaño, Graduado en Derecho por la Universidad de Cádiz.