martes, 31 de mayo de 2016

Competencia objetiva, funcional, territorial y por conexión en Derecho Procesal Penal



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La competencia aglutina el conjunto de reglas y parámetros cuyo objeto es determinar qué órgano judicial concreto, de los que integran el Poder Judicial, debe conocer de un proceso específico, o de una fase, instancia o incidencia del mismo.

Competencia y Derecho Procesal Penal

- Competencia objetiva


La competencia objetiva determina qué Juzgado o Tribunal, dentro de la estructura jerárquica que conforman los distintos órganos que integran el orden jurisdiccional penal, conocerá en única o primera instancia de un hecho delictivo concreto.

Se determinará la competencia objetiva conforme a tres criterios: tipo de delito, penalidad prevista y condición de la persona a quien se imputa el hecho delictivo.

- Competencia funcional


La competencia funcional establece los Juzgados y Tribunales que deben intervenir en cada fase del proceso penal.

La competencia funcional se manifiesta en la fase de declaración, estableciendo qué órgano judicial conocerá de la fase instructora, la fase intermedia y la de juicio oral.

La competencia funcional se manifiesta en la fase de impugnación (recursos) y en la fase ejecutiva.

Finalmente, la competencia funcional permite concretar el órgano judicial que conocerá de las incidencias que pudieran suscitarse durante la tramitación del proceso.

- Competencia territorial


A través de las reglas de competencia territorial es posible determinar la sede del órgano judicial que, de entre los del mismo grado, es el competente para el conocimiento de la causa concreta.

Hay ciertos órganos judiciales, la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, que, al ser únicos en su clase, tienen jurisdicción en todo el territorio español, por lo que se prescinde en estos casos de las reglas de competencia territorial.

El criterio para determinar el Juzgado o Tribunal territorialmente competente recibe la denominación de fuero.

El fuero preferente es el del lugar de comisión del hecho delictivo: será competente para conocer de un determinado delito el órgano judicial del lugar donde éste se hubiera cometido.

Cuando no pudiera determinarse el lugar de comisión del hecho delictivo, se establecen otros fueros competenciales subsidiarios.

Es fuero competencial subsidiario el del lugar en el que se hayan descubierto pruebas materiales del delito.

Es fuero competencial subsidiario el del lugar donde el presunto reo haya sido aprehendido.

Es fuero competencial subsidiario el de la residencia del reo.

Es fuero competencial subsidiario el de cualquiera que hubiese tenido noticia del delito.

Se establece un fuero específico para los delitos competencia de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, cuyo fuero de competencia preferente será el del domicilio de la víctima.

- Competencia por conexión


La competencia por conexión permite la investigación y enjuiciamiento de distintos delitos en un solo proceso.

La existencia de vínculos entre distintos hechos delictivos –ya sea por motivos subjetivos u objetivos– faculta la acumulación de los distintos delitos en una única causa.

La conexidad implica la alteración de las reglas de competencia, permitiendo que el conocimiento de los delitos conexos pueda atribuirse a Juzgados y Tribunales objetiva y territorialmente no competentes, sin que ello comprometa la competencia de éstos ni la validez de las actuaciones.