lunes, 30 de mayo de 2016

Los principios del proceso penal español



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Además de los principios característicos de todo proceso que cumpla los parámetros constitucionales, y que son expresión del derecho fundamental de defensa –los principios de audiencia y contradicción en términos de igualdad entre las partes procesales– existen principios específicos del proceso penal.

Principios del proceso penal y Derecho procesal

- Principio de legalidad


Se rige un proceso por el principio de legalidad cuando necesariamente ha de incoarse ante la sospecha de la comisión de cualquier delito o falta, sin que pueda cerrarse definitivamente en tanto subsistan los presupuestos materiales que lo han motivado, hasta que se haya descubierto al presunto autor de los hechos y éste haya sido juzgado.

- Principio de oportunidad


Conforme al principio de oportunidad, ante razones de utilidad pública o de interés social, se permite disponer la finalización del proceso de manera anticipada.

- Principio acusatorio


Con el fin de garantizar la imparcialidad del órgano jurisdiccional encargado de enjuiciar sobre determinada infracción criminal es preciso que se produzcan una serie de notas esenciales.

En virtud del principio acusatorio debe darse una clara separación entre quien acusa, quien se defiende y quien enjuicia.

En virtud del principio acusatorio debe darse una distinción precisa entre la fase de investigación y la de decisión y su atribución también a órganos distintos.

El principio acusatorio se plasma en la prohibición de que se pueda condenar más allá de la acusación formulada, es decir, se exige una correlación entre lo pedido por los acusadores y el pronunciamiento de la sentencia.

- Principio de investigación oficial


En nuestro proceso penal el principio de investigación oficial predomina en la fase de investigación dirigida a la determinación del hecho y la persona que podrá ser acusada por la comisión de ese hecho.

Conforme al principio de investigación oficial, corresponde especialmente al Juez de instrucción competente la labor de introducir el material de hecho a través de diversas actuaciones de investigación.

- Principio de aportación de parte


El principio de aportación de parte predomina en el juicio oral, correspondiendo a las partes la introducción de los hechos, que han de constituir el objeto del juicio oral, siempre que hayan sido determinados en la investigación anterior, así como los medios a utilizar para probar tales hechos.

En determinados casos, también en el juicio oral actúa el principio de oficialidad, y no sólo el principio de aportación de parte: así el juez o Tribunal podrá proponer de oficio medios de prueba.

- Principio de la prueba legal o tasada


Un proceso está informado por el principio de prueba legal o tasada cuando el legislador impone al juzgador un conjunto de reglas vinculantes, que fijan el valor a asignar a los diferentes medios de prueba, limitándose la tarea del Juez a aplicarlas para declarar probados o no unos determinados hechos.

El principio de prueba legal o tasada está superado en el proceso español.

- Principio de libre valoración de la prueba


El principio de libre valoración de la prueba está presente en un determinado proceso cuando el Juez o Tribunal, a la hora de formar su íntima convicción, no tiene otro límite que los hechos probados en el juicio.

El Juez o Tribunal, conforme al principio de libre valoración de la prueba, no se atiene a reglas previamente establecidas, basándose únicamente en los criterios de experiencia o lógica, que sin embargo deberán ser objetivados en la motivación de las sentencias.

El principio de libre valoración de la prueba rige la valoración de la prueba en nuestro ordenamiento.

- Principio de única instancia


El principio de única instancia rige en un proceso cuando contra la sentencia recaída no cabe interponer recurso de apelación, sin perjuicio de que sean posibles otros recursos de carácter extraordinario.

- Principio de doble instancia


El principio de doble instancia rige en un proceso cuando las resoluciones definitivas pueden ser trasladadas a un tribunal superior mediante la interposición del recurso de apelación.

El principio de doble instancia se funda en la necesidad de corregir posibles errores judiciales.

- Principio de oralidad


El proceso es oral si los fundamentos de la decisión jurisdiccional se constituyen mediante las alegaciones orales deducidas en el juicio.

- Principio de inmediación


El principio de inmediación implica que el órgano jurisdiccional que va a dictar sentencia tiene una relación directa con los medios de prueba practicas a partir de los cuales va a fundar su convicción que deberá reflejar de forma motivada en la sentencia.

- Principio de publicidad


La finalidad del derecho fundamental a un proceso público es proteger a las partes frente a una justicia sustraída al conocimiento público y mantener la confianza de la comunidad en los Tribunales.

El derecho fundamental a un proceso público no es un derecho absoluto, puede ser limitado o excluido por razones justificadas en una sociedad democrática.