viernes, 3 de junio de 2016

La denuncia: concepto, órganos receptores, forma y efectos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Constituye la denuncia un acto mediante el cual una persona física pone en conocimiento de la Policía Judicial, el Ministerio Fiscal o la Autoridad Judicial la existencia de unos hechos con el fin de que sean objeto de persecución penal.

Denuncia y Derecho procesal penal

Aunque toda persona que denuncia se mueve por un interés de posibilitar una investigación, no siempre es de aplicación un mismo régimen en orden al denunciante y su deber de cooperar con la justicia, ni produce la denuncia los mismos efectos.

- La denuncia como obligación y como derecho


+ La denuncia como obligación


Toda persona que presencie la comisión de un delito público está obligada a denunciarlo, bajo el riesgo de sufrir, si no lo hace, las sanciones correspondientes.

El testigo directo de la perpetración de un delito público estará obligado a su denuncia.

La obligación de denuncia está reforzada en los casos de quienes tienen conocimiento del delito por razón de su cargo, profesión u oficio, salvando a aquellos a quienes incumbe el deber de guardar el secreto profesional.

No está obligado a denunciar quien conoce del delito de forma indirecta, esto es, el que no presencia por él mismo su perpetración, no imponiéndose sanción alguna.

No están obligados a denunciar los impúberes e incapaces en general, los cuales, no obstante, sí están habilitados para denunciar aún cuando no estén obligados.

No están obligados a denunciar una serie de sujetos por razones de mantener o preservar las relaciones familiares.

+ La denuncia como derecho


La denuncia constituye un derecho en aquellas situaciones en que los delitos cometidos son perseguibles solo a instancia de parte.

- Órganos receptores de denuncias


+ La Policía Judicial como órgano receptor de denuncias


La recepción de la denuncia por la Policía Judicial es el supuesto más frecuente y provoca la realización por parte de la esta de los actos de investigación que son propios de sus competencias concluyendo con la conformación del atestado.

La denuncia podrá presentarse ante cualquiera de los funcionarios que integran los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

+ El Ministerio Fiscal como órgano receptor de denuncias


La denuncia puede ser presentada ante el Ministerio Fiscal.

+ La autoridad judicial como órgano receptor de denuncias


La denuncia puede hacerse ante cualquier Juzgado sea éste o no competente.

Si la denuncia se presenta ante Juez incompetente, el mismo deberá remitirla al competente, una vez realizadas las diligencias urgentes y que sean tendentes a evitar el peligro de desaparición de cosas o personas.

- La forma en la denuncia


La Ley de Enjuiciamiento Criminal es totalmente antiformalista en orden al modo en que se ha de estructurar externamente la denuncia.

La denuncia puede ser tanto oral como escrita.

La denuncia, en caso de ser oral, habrá de ser posteriormente ratificada, a cuyo efecto la Autoridad que la reciba deberá transcribirla por escrito.

La denuncia, de ser escrita, debe ser firmada por su autor.

Si la denuncia se hace por medio de mandatario, éste habrá de contar con poder especial al efecto.

+ Requisitos de forma de la denuncia


El único requisito que se exige a la denuncia es la identificación correcta del denunciante, así como que se transmita información acerca de la comisión de un hecho delictivo.

- Efectos de la denuncia


Si la denuncia es presentada ante la Policía Judicial, ésta deberá ponerla siempre en conocimiento de la Autoridad Judicial, haciéndole entrega del oportuno atestado.

La Policía no está legitimada para archivar denuncias en caso alguno pues esta facultad está reservada por la Ley al Ministerio Fiscal y al Juez competente.

La Policía puede, no obstante, conservar el atestado sin remitirlo cuando no hubiera autor conocido del delito.

Si se presenta la denuncia ante el Ministerio Fiscal, tras practicar éste las diligencias oportunas, podrá instar al Juez de Instrucción la incoación de Diligencias Previas o proceder al archivo de la denuncia.

Si la denuncia se formula ante la Autoridad Judicial, ésta la admitirá y ordenará la comprobación del hecho denunciado, salvo que resulte que el mismo no reviste el carácter de delito o la denuncia fuera manifiestamente falsa, en cuyo caso la inadmitirá.