lunes, 6 de junio de 2016

La entrada en lugar cerrado



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Objeto, requisitos y forma de la medida de entrada en lugar cerrado.

Entrada en lugar cerrado y Derecho procesal

- Objeto de la medida de entrada en lugar cerrado


La diligencia de entrada en lugar cerrado recae no sólo en el domicilio, sino en cualquier lugar cerrado.

+ La entrada domiciliaria


Por domicilio nos referíamos al edificio o lugar cerrado, o parte de él destinada principalmente a la habitación de cualquier español o extranjero residente en España y de su familia.

Para el caso de personas jurídicas imputadas, se entiende por domicilio el espacio físico que constituya su centro de dirección, en que se custodien documentos o soportes de otra naturaleza que queden reservados al conocimiento de terceros.

Pueden considerarse equiparados al domicilio las habitaciones de un hotel; las llamadas roulottes, las tiendas de campaña, etc.

No constituyen domicilio, por el contrario, los solares, los garajes o el lugar de trabajo.

- Requisitos de la entrada en lugar cerrado


+ Imputación


La entrada en lugar cerrado será posible siempre que haya indicios de que en el lugar se encuentra el procesado, los efectos o instrumentos del delito u otros elementos útiles para la investigación y el enjuiciamiento.

Debe existir una sospecha concreta frente a una persona determinada de haber cometido un delito sin que, por tanto, sean válidas y admisibles las investigaciones de rastreo o discriminadas.

+ Para limitar el derecho fundamental a la inviolabilidad del domicilio


. Consentimiento

La entrada podrá tener lugar en todo caso cuando el interesado, titular de la vivienda, preste su consentimiento.

. Delito flagrante

Flagrante es aquel delito que se estuviere cometiendo cuando el delincuente fuera sorprendido.

Flagrante es aquel delito que se acabare de cometer.

Es flagrante el delito cuando un sujeto es detenido inmediatamente después de cometerlo con efectos, instrumentos o vestigios que permitan presumir su participación en el mismo.

Para considerar flagrante un hecho a los efectos de autorizar la entrada domiciliaria, se exige como requisito adicional que el imputado se encuentre en el lugar y momento de comisión del delito.

La existencia de un delito flagrante tiene la consecuencia de autorizar a la Policía Judicial o al Ministerio Fiscal, sin previa orden judicial, a ejecutar la entrada domiciliaria.

. Existencia de mandamiento de prisión

La existencia de un mandamiento de prisión frente a persona determinada habilita a la Policía Judicial a proceder a la entrada domiciliaria sin necesidad de orden judicial.

. En caso de terrorismo

Se permite a la Policía Judicial entrar en el domicilio sin previa orden judicial en los supuestos de delitos cometidos por personas integradas en bandas armadas o terroristas, si bien deberá darse cuenta inmediata al Juez competente.

. Orden o autorización judicial

La entrada en domicilio tendrá lugar previa autorización judicial, la cual revestirá siempre la forma de auto el cual deberá motivarse debidamente.

- Forma de la entrada en lugar cerrado


Se requiere, a priori, que sea el Juez competente o el delegado el que lleve a efecto la entrada y el registro, aunque éste podrá autorizar para ello a cualquier autoridad o agente de Policía.

El registro realizado por la policía en las condiciones legales, tiene valor de prueba preconstituida.

En todo caso, y bajo pena de nulidad, a la diligencia de registro deberá concurrir el Secretario Judicial que levantará acta del resultado de la misma.

La diligencia de registro deberá efectuarse, bajo pena de nulidad, en presencia del interesado –imputado–, y en su defecto de un individuo de su familia mayor de edad o dos testigos.

La entrada y registro posterior deben realizarse durante el día, aunque podrá llevarse a cabo de noche o prolongarse de noche si no concluye durante el día y siempre que concurran razones de urgencia.