jueves, 2 de junio de 2016

Principios y funciones del Ministerio Fiscal



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Ministerio Fiscal está compuesto por diversos órganos internos como el Fiscal General del Estado, el Consejo Fiscal, o la Fiscalía del Tribunal Supremo, entre otros, que se ocupan de diversos cometidos.

Ministerio Fiscal y Derecho Procesal Penal

- Principios del Ministerio Fiscal


Para comprender la actuación del Ministerio Fiscal dentro del proceso penal, resulta conveniente conocer su organización, regida por dos principios muy importantes: el principio de unidad de actuación y el principio de dependencia jerárquica.

+ Principio de unidad de actuación


El Ministerio Fiscal es único para todo el Estado, lo que significa que cualquier fiscal podría, llegado el caso, actuar ante cualquier tribunal, o sustituir a otro fiscal en un caso concreto.

La clave es asegurar la debida coordinación para que todos los fiscales mantengan ante los tribunales la unidad de criterios en su actuación.

+ Principio de dependencia jerárquica


El Ministerio Fiscal se organiza de forma jerárquica.

En la cúspide del Ministerio Fiscal se encuentra el Fiscal General del Estado, y al frente de cada fiscalía existe un Fiscal Jefe al que le corresponde la dirección y jefatura de la Fiscalía respectiva.

Así, cada fiscal jefe puede impartir a sus subordinados órdenes e instrucciones concernientes al ejercicio de sus funciones, quienes deberán atenerse a las mismas en sus dictámenes.

+ Criterio de la especialización


Además de estos dos principios esenciales, la organización del Ministerio Fiscal en nuestro país atiende al Criterio de la especialización.

En el ámbito de la Audiencia Nacional existen dos “Fiscalías Especiales” de gran importancia por los delitos de los que se ocupan: delitos relativos al tráfico de drogas, cuando son cometidos por bandas o grupos organizados y afectan a múltiples territorios, y delitos económicos relacionados con la Corrupción.

Dentro del Ministerio Fiscal existen también Fiscales Coordinadores y Fiscales Delegados en materias específicas.

Por otra parte, el papel del Ministerio Fiscal dentro del proceso penal obedece a dos principios esenciales, y que determina la propia estructura del proceso penal en España: el principio de legalidad y el principio de imparcialidad u objetividad.

+ Principio de legalidad


Principio de legalidad, por el cual el Ministerio Fiscal ha de actuar conforme a los mandatos dispuestos en la Constitución Española, en las leyes y en el resto del ordenamiento jurídico.

+ Principio de Imparcialidad u objetividad


Principio de Imparcialidad u objetividad, conforme al cual el Ministerio Fiscal actuará con plena objetividad e independencia en defensa de los intereses que le están encomendados.

El principio de imparcialidad u objetividad supone la ausencia de implicación directa o indirecta del miembro de la Fiscalía en el caso concreto en que debe actuar.

La ley prevé la abstención del Fiscal en quien concurra una causa de las que dan lugar a esta misma decisión en el personal judicial.


- Funciones del Ministerio Fiscal


La mejor manera de resumir el papel del Ministerio Fiscal en el proceso penal es considerar que dicho órgano es el defensor de la Sociedad ante los tribunales.

Cuando ejercita el Ministerio Fiscal la acción penal y acusa en el proceso penal está asumiendo ese interés de la Sociedad –y no sólo de la víctima– en que el autor del delito sea castigado.

Cuando el Ministerio Fiscal solicita la absolución por entender que no hay pruebas suficientes en su contra, también está defendiendo el interés social de que un inocente no sea castigado.

Además, puede el Ministerio Fiscal recibir denuncias, decretando su archivo cuando no encuentre fundamentos para promover acción alguna o acordando realizar una investigación preliminar antes de decidir si ejercita las acciones penales y civiles dimanantes de los delitos ante los tribunales.

Una vez iniciada la investigación judicial, puede pedir el Ministerio Fiscal a los tribunales la adopción de las medidas cautelares que procedan y la práctica de cualesquiera diligencias de investigación necesarias para la averiguación de los hechos.

También debe el Ministerio Fiscal velar por la protección procesal de las víctimas, peritos y testigos.

Una vez que el Ministerio Fiscal estime que se han practicado las actuaciones necesarias para resolver sobre el ejercicio de la acción penal, puede pedir la conclusión de la investigación y, o bien pedir que se enjuicie al investigado y formular la correspondiente acusación.

El Ministerio Fiscal podrá asimismo solicitar el archivo de la causa si considera que no existen suficientes pruebas para sostener la acusación.