viernes, 3 de junio de 2016

Representación y defensa de las partes en el proceso penal



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Analizamos la representación y defensa de las partes en el proceso penal: postulación procesal de acusadores y partes acusadas.

Representacion y defensa en Derecho procesal penal

- Postulación procesal de los acusadores


En cuanto a las reglas de postulación para los acusadores, cabe señalar que el Ministerio Fiscal no precisa de abogado ni de procurador, ya que es un órgano estatal integrado por técnicos en Derecho.

Cuando son los particulares los que actúan como acusación, la regla general es que necesitarán estar representados por un procurador y defendidos por un abogado.

Cuando sean varios los acusadores, el Tribunal puede acordar que actúen bajo una misma representación y defensa, siempre y cuando sus posiciones resulten compatibles y no existan conflictos de intereses entre ellos.

Siendo obligatoria la postulación para el acusador popular, particular y privado, todos ellos tendrán derecho de asistencia jurídica gratuita cuando cumplan con los requisitos legalmente previstos.

- Postulación procesal en las partes acusadas


Una de las manifestaciones más gráficas del derecho de defensa es la postulación, que a su vez se traduce en el derecho a la asistencia letrada y a la designación de procurador.

El derecho de defensa en su vertiente de asistencia letrada nace con ocasión de la imputación y desde ese momento el investigado tendrá derecho a designar abogado o a que se le designe de oficio, así como a entrevistarse de forma reservada con éste, incluso antes de prestar declaración ante la policía, el fiscal o el juez.

El abogado tiene que estar presente en todas las declaraciones de su defendido y en las diligencias de careo, reconocimiento y reconstrucción de hechos en las que éste participe.

Se garantiza la confidencialidad de las comunicaciones entre letrado y cliente, no pudiendo ser intervenidas bajo ninguna circunstancia, ni siquiera con autorización judicial, salvo constatada participación del letrado en los hechos que se estuvieran investigando o su implicación, con el investigado, en otra infracción delictiva.

Dado que la postulación es obligatoria salvo excepciones, el investigado deberá designar procurador o, en su caso, se le designará de oficio en las condiciones determinadas en la ley, para que le represente durante la tramitación del proceso penal.